¿Cómo se prepara la harina de camarón?

¿Cómo se prepara la harina de camarón?

La harina de camarones puede fabricarse bien sea con los desperdicios (cabezas y escamas) procedentes de las cámaras frigoríficas, o con camarones enteros, en las zonas donde la calidad de éstos no es lo bastante buena para dedicarlos al consumo humano. Para fabricar harina de camarones, los desperdicios o los camarones se secan al sol o en estufa, y luego se muelen.

El valor alimenticio de la harina de camarones es, más o menos, el mismo que el de la harina de carne. Generalmente, se mezcla en las raciones para cerdos y aves de corral a razón del 5% con otros suplementos proteicos. Es sumamente rica en colina, y su inclusión en las raciones para las aves de corral hace innecesaria la suplementación con colina sintética.

La harina de camarones se ha empleado desde hace mucho tiempo por los nutricionistas pesqueros en las raciones para truchas y salmones para dar el debido color a la carne. No es raro que en las fórmulas para las truchas de estanque se emplee hasta un 15% de harina de camarones. La harina de camarones contiene grandes cantidades de quitina, una proteína cruda casi indigestible. Por tanto, la cifra correspondiente a la proteína bruta en el análisis de la harina de camarones debe corregirse para tomar en cuenta la fracción de proteína bruta que ha aportado la quitina y el nitrógeno que contiene. Alrededor del 10% de la proteína bruta en la harina de camarones enteros y hasta el 50% de nitrógeno de la harina de escamas proceden de la quitina.

No Comments

Post A Comment