Elaboración de productos agroindustriales de frijol

Elaboración de productos agroindustriales de frijol

El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias ha obtenido avances tecnológicos e innovadores para cultivar frijol desde hace varios años. Una de las principales regiones donde se produce frijol es Zacatecas.

Los investigadores del Inifap han estudiado nuevas alternativas de comercialización de frijol, con la finalidad de proporcionar a los productores e interesados en este tipo de cultivo las diferentes tecnologías de alimentos a base de frijol.

Con ello se logrará interés en transformar esta oleaginosa en productos con valor agregado, permitiendo su comercialización a un precio justo.

El estudio que se realiza para mejorar y obtener un mayor rendimiento en el cultivo de frijol, así como la demanda de este importante grano, ha provocado que la industria alimentaria crezca.

El Inifap ha investigado y determinado que para ayudar a la sociedad en materia de sanidad, se requieren estrategias alimentarias como la elaboración de tecnologías de alimentos a base de frijol (churros, totopos, panqués y barras nutritivas).

Actualmente el instituto está desarrollado nuevas tecnologías de alimentación a base de frijol para darle un valor agregado a esta leguminosa.

El frijol es un alimento fundamental en la dieta de la población mexicana, sobre todo para las clases más desprotegidas del país, es fuente de proteínas, fibras, vitaminas del complejo B (tiamina, niacina y ácido fólico), magnesio, potasio, zinc y hierro vegetal.

El cultivo de frijol ocupa un lugar importante en la economía agrícola del país, tanto por la superficie que se le destina, como por la derrama económica que genera.

En conjunto con el maíz constituyen la dieta básica del pueblo mexicano y en consecuencia son los productos de mayor importancia socioeconómica.

Las tecnologías que el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias han proporcionado, son los totopos de frijol que contienen 16% de proteína, 10.8% de fibra y cenizas de 2.8%. Las grasas que el totopo de frijol contiene son de origen vegetal, además este producto ofrece beneficios importantes para el corazón ya que no contribuye a aumentar el colesterol.

La cantidad nutrimental de los demás productos como son los churros, la barra de frijol, y el panqué, son altos en proteína, fibra y carbohidratos. La elaboración de estos productos agroindustriales es aceptable, ya que comer frijol en distintas presentaciones es estratégico para la transformación alimentaria.

Por ello es importante ofrecer nuevas alternativas de industrialización y comercialización de nuevos productos alimenticios, no sólo de frijol, sino también de todos y cada uno de los cultivos más sembrados en nuestro país.

La implementación de plantas agroindustriales procesadoras de frijol, donde se elaboran productos altamente nutritivos y funcionales como lo dicen investigadores del Inifap, ayudaría socioeconómicamente, a la formación de un país rico en recursos naturales

No Comments

Post A Comment